miércoles, 7 de marzo de 2012

tolerancia a alimentos


INDUCCION DE TOLERANCIA ORAL ESPECÍFICA A ALIMENTOS EN NIÑOS.
La alergia a los alimentos es una patología cada vez más frecuente en la infancia siendo hasta ahora la evitación del alimento el único tratamiento establecido. El pronóstico de la alergia alimentaria es bueno en la mayoría de los casos, lográndose la adquisición de tolerancia, lo que hace que el periodo de dieta sea transitorio. En el caso de alimentos de consumo habitual o que están incluidos en la composición de muchos otros productos, como es el caso de la leche y huevo, la persistencia de la alergia puede llevar a una alimentación deficitaria por evitación del alimento y de los productos que lo puedan contener incluso en pequeñas cantidades (trazas). A pesar de todas las precauciones, esta dieta puede resultar difícil de realizar con éxito y es frecuente la aparición de síntomas, incluso graves, por contacto accidental o inadvertido con el alimento.
Por todos estos motivos y para evitar estos problemas, desde hace unos años se ha optado por actitudes intervencionistas que conduzcan a inducir la tolerancia. Se han venido comunicando, en la literatura médica de la última década, series de pacientes pediátricos en los que se consigue, empleando distintas metodologías pero siempre con una misma base de aumentos progresivos de cantidad del alimento, alcanzar la tolerancia y conseguir incorporarlo con normalidad a la alimentación del paciente, lo que equivale en la práctica a la curación.
Las experiencias iniciales en nuestro país, realizadas por alergólogos pediátricos datan desde hace al menos 10 años habiéndose comprobado en el seguimiento de estos pacientes que la tolerancia a largo plazo se mantiene sin efectos adversos en la mayoría de los pacientes, obteniendo una gran mejoría en su calidad de vida
En la actualidad, en las diferentes comunidades autónomas, muchos equipos de alergólogos pediátricos están trabajando en la inducción de tolerancia a alimentos centrándose sobre todo en la alergia a la leche de vaca y al huevo. Las series comunicadas han ido aumentando, los procedimientos haciéndose más comunes y los resultados hasta el momento son muy satisfactorios con porcentajes de éxito de entre el 70 y el 95%.
Sin embargo estos tratamientos no están exentos de riesgos, las reacciones adversas durante su desarrollo son frecuentes y por tanto deben ser realizados siempre por profesionales bien entrenados en el diagnóstico y tratamiento de la alergia a alimentos y en lugares equipados para ello.
Posiblemente a medio plazo, puedan beneficiarse de estos procedimientos la mayoría de los niños con alergia a alimentos constituyéndose en una nueva y válida opción de tratamiento para estos pacientes.
GRUPO DE TRABAJO DE ALERGIA ALIMENTARIA DE LA SEICAP


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Inmunologia y Alergias comparte

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.