martes, 28 de abril de 2009

Gripe Porcina

Directrices provisionales para el control de infecciones y recomendaciones para el uso de medicamentos antivirales en pacientes con infección presunta o confirmada por influenza porcina (gripe porcina) tipo A (H1N1) y en personas que hayan tenido contacto cercano con ellos .

Objetivo: Proporcionar directrices provisionales sobre el uso de medicamentos antivirales para el tratamiento y la quimioprofilaxis de la infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). Estas guías incluyen su uso en pacientes con infección presunta o confirmada por el virus de la influenza tipo A (H1N1) y personas que han tenido contacto cercano con ellas. Definiciones de casoUn caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) se define como una persona con enfermedad respiratoria aguda y una infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) confirmada por un laboratorio de los CDC a través de una o más de las pruebas siguientes: método RT-PCR en tiempo real

  • cultivo viral
Periodo infeccioso El periodo infeccioso para un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) se define como el periodo que abarca desde el día anterior a la aparición de la enfermedad hasta los 7 días posteriores a la aparición de la enfermedad. Un presunto caso de infección por el virus de la influenza tipo A (H1N1) se define como: 1) una persona con una enfermedad respiratoria aguda que fue un contacto cercano de un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) durante el periodo infeccioso del caso o 2) una persona con una enfermedad respiratoria aguda que viajó o reside en un área en donde se han presentado casos confirmados de infecciones por el virus de la influenza porcina A (H1N1). Un Contacto cercano se define como: haber estado a unos 6 metros (6 pies) o menos de una persona enferma que tiene un caso presunto o confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1), durante el periodo infeccioso de la enfermedad. Una Enfermedad respiratoria aguda se define como: la aparición reciente de al menos dos de los siguientes síntomas: rinorrea o congestión nasal, dolor de garganta, tos (con o sin fiebre o febrícula) Un Grupo de alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza se define como: una persona que tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza estacional (ver en ingles, http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr57e717a1.htm). Sin embargo, es muy pronto para establecer qué personas tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones debido a la infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). Estas directrices se actualizarán tan pronto se disponga de nueva información. Los médicos deben considerar la posibilidad de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) en el diagnóstico diferencial de pacientes con enfermedad respiratoria febril y que: 1) vivan en áreas de los Estados Unidos en las que se han presentado casos confirmados de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) o 2) hayan viajado recientemente a México o hayan tenido contacto directo con personas que tengan una enfermedad respiratoria febril y que en los 7 días anteriores a la aparición de la enfermedad estuvieron en áreas de los Estados Unidos o México en las que se hayan presentado casos confirmados de infecciones por influenza porcina. Consideraciones especiales para los niños No se debe suministrar aspirina o productos que contengan aspirina (p. ej. subsalicilato de bismuto – Pepto Bismol) a ningún caso presunto o confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) que tenga 18 años o menos de edad debido al riesgo de sufrir el síndrome de Reye. Para aliviar la fiebre, se recomienda el uso de otros medicamentos antipiréticos como el acetaminofeno (paracetamol) o medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Resistencia antiviral Este virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) es sensible (susceptible) a los medicamentos antivirales inhibidores de la neuraminidasa: zanamivir y oseltamivir. Es resistente a los medicamentos antivirales del grupo adamantane: amantadina y rimantadina. Los virus de la influenza estacional A y B continúan circulando en los Estados Unidos y México a bajos niveles. Los virus de la influenza humana tipo A (H1N1) que están en circulación en la actualidad son resistentes al oseltamivir y sensibles (susceptibles) al zanamivir, la amantadina y la rimantadina. Los virus de la influenza humana tipo A (H3N2) son resistentes a la amantadina y rimantadina, pero sensibles (susceptibles) al oseltamivir y zanamivir. Por lo tanto, en estos momentos las recomendaciones para el tratamiento antiviral de casos presuntos de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) requieren que se tenga en cuenta la posible infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) al igual que por los virus de la influenza humana y sus diferentes susceptibilidades antivirales. Tratamiento antiviral Presuntos casos Se recomienda el tratamiento antiviral empírico para cualquier persona enferma que se presuma está infectada por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). El tratamiento antiviral ya sea solo con zanamivir o con una combinación de oseltamivir y amantadina o rimantadina debe iniciarse tan pronto sea posible después de la aparición de la enfermedad. La duración recomendada del tratamiento es cinco días. Las recomendaciones para el uso de antivirales pueden cambiar si se recibe nueva información sobre susceptibilidades antivirales. La dosificación y la programación de las dosis recomendadas para el tratamiento de la infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) son las mismas que las recomendadas para la influenza estacional: (ver en inglés) http://www.cdc.gov/flu/professionals/antivirals/dosagetable.htm#table Casos confirmados Para el tratamiento antiviral de un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) se pueden administrar ya sea oseltamivir o zanamivir. La duración recomendada del tratamiento es cinco días. Se deben considerar recetar estos mismos medicamentos antivirales para el tratamiento de casos cuyas pruebas resulten positivas a la influenza A pero negativas a los virus de la influenza estacional H3 y H1 por el método PCR. Mujeres embarazadas Los medicamentos oseltamivir, zanamivir, amantadina y rimantadina se consideran "medicamentos de categoría C" cuando son utilizados durante el embarazo, lo que significa que no se han realizado estudios clínicos para evaluar su inocuidad en mujeres embarazadas. Se han reportado solamente dos casos de uso de amantadina para la influenza grave durante el tercer trimestre de embarazo. Sin embargo, se ha demostrado en estudios en animales que la amantadina y rimantadina son medicamentos teratogénicos y embriotóxicos si se administran en dosis considerablemente altas. Debido a que se desconocen los efectos de los medicamentos antivirales para la influenza en las mujeres embarazadas y sus fetos, estos cuatro medicamentos, deben usarse durante el embarazo solamente si los beneficios potenciales justifican el riesgo para el embrión o feto; se debe consultar la literatura médica que incluye el fabricante del producto en el empaque. Sin embargo, no se han reportado efectos adversos en mujeres que recibieron oseltamivir o zanamivir durante el embarazo o en sus bebés. Quimioprofilaxis antiviral Para la quimioprofilaxis antiviral de la infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) se recomienda el uso de oseltamivir o zanamivir. La duración de la quimioprofilaxis antiviral es de 7 días después de la última exposición conocida a un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). La dosificación y la programación de las dosis recomendadas para la quimioprofilaxis de la infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) son las mismas que la recomendada para la influenza estacional:(ver en inglés) http://www.cdc.gov/flu/professionals/antivirals/dosagetable.htm#table La quimioprofilaxis antiviral (preexposición o posexposición) con oseltamivir o zanamivir se recomienda para las siguientes personas: Contactos cercanos que viven en la misma casa y han tenido contacto con un caso de infección presunta o confirmada y que tienen un riesgo alto de sufrir complicaciones por la influenza (aquellas con ciertas afecciones crónicas, ancianos). Niños en edad escolar que tienen un riesgo alto de sufrir complicaciones por la influenza (los que tienen ciertas afecciones crónicas) y que han tenido contacto cercano (cara a cara) con un caso de infección presunta o confirmada. Personas que viajan a México y tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza (personas con ciertas afecciones crónicas, ancianos). Personas que trabajan en la frontera con México y tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza (personas con ciertas afecciones crónicas, ancianos). Personal de cuidado de la salud y trabajadores de salud pública que tuvieron contacto cercano, sin medidas de protección, con un caso de infección confirmada por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) durante el periodo infeccioso de la persona. Se puede considerar realizar la quimioprofilaxis antiviral (preexposición o posexposición) con oseltamivir o zanamivir en las siguientes personas: Cualquier personal del cuidado de la salud que tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza (personas con ciertas afecciones crónicas, ancianos) que esté trabajando en un área en que se han confirmado casos de influenza porcina tipo A (H1N1) y que esté al cuidado de pacientes con cualquier enfermedad respiratoria febril. Personas que no tienen alto riesgo que viajan a México, personal de socorro inmediato o quienes trabajan en la frontera, y que laboran en áreas con casos confirmados de infecciones por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). Reacciones adversas y contraindicaciones Para obtener más información sobre los medicamentos antivirales contra la influenza, como sus contraindicaciones y reacciones adversas, por favor consulte en inglés:http://www.cdc.gov/flu/professionals/antivirals/side-effects.htmhttp://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr5707a1.htm Se puede obtener más información sobre la influenza porcina en www.cdc.gov/swineflu/espanol o llamando al 1-800-CDC-INFO. Otros enlaces: Preparación y planificación frente a una pandemia de gripe (influenza) *Los enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces. 20 de abril de 2009 INFORMACIÓN GENERAL En el momento se están actualizando las directrices provisionales sobre el uso de medicamentos antivirales, las cuales estarán disponibles pronto. Las infecciones esporádicas en seres humanos por virus de la influenza porcina tipo A (SIV, por sus siglas en inglés) pueden producir una amplia variedad de signos clínicos y síntomas. Muchos casos de infección por SIV en personas tenían antecedentes de contacto físico directo reciente con cerdos antes de la aparición de la enfermedad. Sin embargo, en los casos humanos de infección por SIV también se ha notificado un contacto cercano con cerdos (una distancia de 6 pies o 1,80 m) pero no directo. En las publicaciones científicas se han documentado transmisión de SIV de persona a persona limitada y no continua. Además, algunos casos confirmados de infección por SIV no tenían antecedentes de exposición a cerdos. Si bien en muchos casos se han reportado síntomas similares a los de la influenza (fiebre, tos, dolor de garganta) sin complicaciones, también se han documentado síntomas respiratorios leves (congestión nasal, rinorrea) sin fiebre y ocasionalmente graves. Otros síntomas reportados en la infección por SIV incluyen vómitos, diarrea, mialgia, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga y disnea. La conjuntivitis es inusual, aunque se ha notificado. También se han reportado enfermedades graves (pulmonía, insuficiencia respiratoria) y desenlaces mortales a consecuencia de la infección por SIV. Debe tenerse en cuenta en los casos de infección por SIV la posibilidad de agravamiento de afecciones crónicas subyacentes o de infecciones bacterianas invasivas. Este documento proporciona directrices provisionales para el control de infecciones, el tratamiento y la quimioprofilaxis antiviral y la monitorización de los contactos cercanos a las personas con casos de infección por virus de la influenza porcina, incluida la orientación a los trabajadores sanitarios y al personal de salud pública. Las directrices se actualizarán según sea necesario. DIRECTRICES PROVISIONALES Para la atención médica o la recolección de muestras respiratorias de personas asintomáticas (síntomas respiratorios agudos con o sin fiebre) que tengan casos presuntos o confirmados de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (persona enferma que ha tenido contacto cercano con otra de caso confirmado): Periodo infeccioso Las personas con la infección por el virus de la influenza porcina deben ser consideradas potencialmente contagiosas hasta los 7 días posteriores a la aparición de la enfermedad. Las personas que continúen enfermas después de 7 días de aparecida la enfermedad deben ser consideradas potencialmente contagiosas mientras no se alivien los síntomas. Los niños, especialmente los más pequeños, pueden ser más contagiosos durante periodos más largos. La duración de la infecciosidad varía según la cepa del SIV. Definiciones de caso Un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina (SIV) se define como una persona con enfermedad respiratoria aguda y con infección por SIV confirmada por un laboratorio de los CDC a través de una o más de las pruebas siguientes: Método RT-PCR en tiempo real Cultivo viral Cuadruplicación de anticuerpos neutralizadores específicos de SIV Un presunto caso de SIV se define como una persona con una enfermedad respiratoria aguda que era un contacto cercano de un caso confirmado de infección por SIV mientras éste estaba enfermo, o una persona con enfermedad aguda (enfermedad respiratoria aguda) con antecedentes recientes de contacto con un animal con infección por SIV presunta o confirmada. Contacto cercano se define como: aquella persona que ha estado a unos 6 pies (1,80 m) de distancia de una persona enferma que tiene un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina A. Enfermedad respiratoria aguda se define como la aparición reciente de al menos dos de los siguientes síntomas: rinorrea o congestión nasal, dolor de garganta, tos (con o sin fiebre o febrícula). RECOMMENDACIONES PARA EL PERSONAL DE SALUD PÚBLICA Para realizar entrevistas a personas sanas (p.ej., sin enfermedad respiratoria actual), incluidos los contactos cercanos de casos confirmados de infección por el virus de la influenza porcina, no se requiere de equipo de protección individual (EPI) ni quimioprofilaxis antiviral. Para obtener orientación adicional, consulte la sección sobre quimioprofilaxis antiviral. Para realizar entrevistas a personas enfermas, con casos presuntos o confirmados de infección por SIV, se recomienda lo siguiente: Mantener una distancia de al menos 6 pies de la persona enferma. Utilizar equipo de protección individual: respirador N95 ajustado correctamente [si no tiene uno, usar una mascarilla quirúrgica)]. Para recoger muestras respiratorias de personas enfermas con casos presuntos o confirmados de infección por SIV, se recomienda lo siguiente: Utilizar equipo de protección individual: respirador N95 ajustado correctamente [si no tiene uno, usar una mascarilla quirúrgica)]. Al terminar la recolección, colocar todo el EPI en una bolsa para desechos de riesgo biológico. Lavarse bien las manos con agua y jabón o un gel para manos con alcohol. Control de infecciones Control de infecciones recomendado para pacientes no hospitalizados (sala de emergencia, consulta externa o visita domiciliaria): Separarlos de las demás personas en una habitación individual, si la hay, hasta que desaparezcan los síntomas. Si la persona enferma necesita desplazarse a otra parte de la casa, debe usar una mascarilla. Se le debe instar al enfermo a que se lave las manos con frecuencia y que siga las prácticas de higiene respiratoria. Los vasos y otros utensilios para comer que utilice el paciente se deben lavar bien con agua y jabón antes de que los use alguien más. Control de infecciones recomendado para pacientes hospitalizados: Se deben mantener las precauciones estándar y las precauciones para prevenir transmisión por gotas y por contacto durante 7 días después de la aparición de la enfermedad o hasta que se disipen los síntomas. Además, el personal debe usar respiradores N95 cuando ingrese a la habitación del paciente. Utilizar cuartos de aislamiento con presión negativa (AIIR), si los hay, para evitar infección por vía aérea; de lo contrario, utilizar habitaciones individuales para pacientes manteniendo la puerta cerrada. Para realizar aspiración de secreciones, broncoscopia o intubación, utilizar cuartos de aislamiento con presión negativa. EPI recomendado para el personal que proporciona cuidados médicos a las personas enfermas: Bata desechable, guantes, gafas de seguridad (goggles), respirador N95. Tratamiento antiviral El tratamiento antiviral para casos presuntos o confirmados de infección por virus de la influenza porcina puede consistir en oseltamivir o zanamavir, sin que haya una preferencia específica en este momento. Las recomendaciones sobre el uso de medicamentos antivirales pueden cambiar a medida que se reciba más información sobre susceptibilidades antivirales. Comenzar el tratamiento lo antes posible después de que aparezcan los síntomas. Oseltamivir: La dosis recomendada para el tratamiento de niños que pesan 15 kg o menos es de 30 mg dos veces al día. Para niños que pesan más de 15 kg hasta 23 kg, la dosis es de 45 mg dos veces al día. Para niños que pesan más de 23 kg hasta 40 kg, la dosis es de 60 mg dos veces al día. Para niños que pesan más de 40 kg, la dosis es de 75 mg dos veces al día. Para personas de 13 años de edad en adelante: 75 mg dos veces al día durante cinco días Zanamivir es una alternativa para el tratamiento de la influenza en pacientes de 7 años de edad en adelante; la dosis varía según la edad. Este medicamento no ha sido aprobado para tratar la influenza en niños <7 años. Se trata de un medicamento de inhalación oral que se administra con un inhalador en disco dos veces al día durante cinco días. La dosis recomendada para el tratamiento de personas de 7 años de edad en adelante es de 2 inhalaciones dos veces al día durante cinco días (2 inhalaciones de 5 mg cada una dos veces al día durante cinco días) Quimioprofilaxis antiviral La quimioprofilaxis antiviral (preexposición o posexposición) se debe considerar para las personas que han tenido contacto cercano a una persona con infección por virus de la influenza porcina confirmada o altamente sospechosa. Contacto cercano se define como: aquella persona que ha estado a unos 6 pies (1,80 m) de distancia de una persona enferma que tiene un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina A (p. ej., quimioprofilaxis posexposición tras exposición cercana sin protección). La quimioprofilaxis antiviral dura 7 días después de la última exposición conocida. Oseltamivir: Se administra por la boca una vez al día durante siete días después de la última exposición conocida; la dosis para los niños entre 1 y 12 años de edad varía según la edad y el peso (disponible en suspensión, cápsulas de 30 mg, 45 mg, 75 mg). La dosis de la quimioprofilaxis recomendada para niños que pesan menos de 15 kg es de 30 mg una vez al día. Para aquellos que pesan más de 15 kg hasta 23 kg, la dosis es de 45 mg una vez al día. Para niños que pesan más de 23 kg hasta 40 kg, la dosis es de 60 mg una vez al día. Para niños que pesan más de 40 kg, la dosis es de 75 mg una vez al día. Para personas de 13 años de edad en adelante: 75 mg una vez al día durante siete días Zanamivir es una alternativa a la quimioprofilaxis para pacientes de 5 años de edad en adelante; la dosis varía con la edad. Es un medicamento de inhalación oral que se administra con un inhalador en forma de disco. La dosis es de 2 inhalaciones orales una vez al día durante siete días (2 inhalaciones de 5 mg cada una, una vez al día durante siete días). Seguimiento o vigilancia de los contactos cercanos expuestos Los contactos cercanos se definen como las personas que estuvieron a unos 6 pies de distancia de una persona con un caso confirmado de influenza porcina cuando ésta se encontraba enferma por un total de hasta 7 días después de aparecida la enfermedad. Ejemplos de casos cercanos son miembros de la familia, personas con las que se interactúa en situaciones sociales, personal de salud pública, trabajadores sanitarios y otros. A los contactos cercanos se les debe monitorizar diariamente para detectar fiebre (temperatura =38.0 ºC) y síntomas respiratorios hasta por un total de 7 días después de la última exposición conocida a una persona enferma con un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina. A los contactos cercanos de una persona enferma con un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina se les debe educar sobre los signos y síntomas de esta infección y aconsejarles que se comuniquen con el personal de salud pública si aparecen fiebre o febrícula o cualquier síntoma en el aparato respiratorio hasta por un total de 7 días después de la última exposición conocida a la persona enferma.

martes, 21 de abril de 2009

IPIAN EMPRESAS

Instituto Peruano de Inmunologia Alergia y Nutrición Conquistadores 1293 San Isidro Lima Ipian_peru@hotmail.com IPIAN- CHEQUEOS PARA EMPRESAS El buen estado de salud del personal es gravitante para el adecuado desempeño con incremento de la productividad. La finalidad de estos chequeos es proporcionar una fuerza laboral efectiva y saludable, previniendo y diagnosticando enfermedades y lesiones en los trabajadores. Las medidas preventivas permiten atender un mayor número de trabajadores y a un costo más cómodo a diferencia del tratamiento que ocasiona gastos mayores. Las empresas que realizan estas medidas preventivas pueden obtener entre otras ventajas las siguientes: - Incremento de la productividad - Disminucion de las faltas - Menor número de accidentes - Mejora del clima laboral Este plan incluye diversos chequeos o evaluaciones: a) Chequeo Medico Anual o Prevacacional, tiene por finalidad: el seguimiento delestado de salud del trabajador, detección temprana de enfermedades comunescomo ocupacionales y orientación de la conducta terapéutica para la enfermedaddetectada. Comprende: • Examen clínico: historia y examen físico por un medico. • Análisis de Laboratorio: Hemograma, Glucosa, Urea, Colesterol,Triglicéridos, Transaminasas (TOP y TGO) y Orina Completa. • En mayores de 40 aptos además: Perfil lipídico completo, PSA (AntígenoProstático Especifico) y Sangre oculta en heces. • Otros exámenes: Radiografía de Tórax, Electrocardiograma y prueba deesfuerzo (mayores de 35 aptos), Papanicolaou , Audiometría,Espirometría ,etc. (según el riesgo laboral) b) Chequeo PRE Empleo Se realiza con la finalidad de evaluar la salud del postulante, establecer si el postulante tiene condiciones físicas y emocionales para el cargo y establece un registro basal de la condición física para las necesidades personales del trabajador, así como para el empresario. Esto es necesario para un eventual cambio de trabajo y también es importante para fines médicos legales. Comprende: • Examen clínico: historia y examen físico por un medico • Análisis de Laboratorio: Hemograma, Glucosa, Urea, Colesterol, Orina,Despistaje de cocaína y marihuana. • Otros exámenes: Radiografía de Tórax. Pueden incluirse otros exámenes segunel cargo a que postula. Reconocimientos Médicos Laborales El reconocimiento médico se inicia desde las 8 de la mañana, procediéndose en primer lugar a registrarse aportando los datos personales para incorporarlos a su ficha individual, debiendo firmar el consentimiento informado, para posteriormente pasar a realizar las pruebas solicitadas. La duración aproximada del reconocimiento médico es de unas 2 horas. Se recomienda que el día previo a dicho reconocimiento no se realice un entrenamiento intenso, aconsejándose un buen descanso nocturno. Para realizar la analítica de sangre y orina, se deberá acudir en ayunas de 12 horas. La cena del día anterior es aconsejable que sea ligera. La recogida de la muestra de orina se hará con la primera micción de la mañana. Envíos de informes médicos y certificado de aptitud para la empresa en 4 días laborales. Chequeo Laboral específico para Trabajadores Exploración Clínica Anamnesis Medidas antropométricas: Peso, Talla e índice de masa corporal Exploraciones: Cardiocirculatoria Otorrinolaringología Pulmonar Abdominal Neurológica Dermatológica Aparato locomotor Exploraciones Complementarias Toma de constantes vitales (Tensión arterial, Frecuencia cardiaca) Control visión Audiometría Espirometría Electrocardiograma Protocolos específicos En función de los riesgos inherentes al puesto de trabajo, según la Evaluación de Riesgos, como son: Pantalla de visualización de datos, Manejo manual de cargas, Movimientos repetitivos, Fatiga física posicional, Fatiga psíquica (estrés laboral), Exposición a contaminantes químicos, exposición a contaminantes biológicos, Exposición a radiaciones, Exposición a cáusticos y corrosivos, Exposición a temperaturas extremas, Exposición a riesgo pulvígeno, Exposición a vibraciones, y en definitiva, a todos aquellos riesgos que dictamine el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Analítica de Sangre Hemograma completo Velocidad de sedimentación Bioquímica: Glucosa Creatinina Ácido úrico Colesterol total GOT GPT GGT Analítica de orina Densidad PH Anormales Sedimentos Los Reconocimientos Médicos estarán incluidos en el importe del contrato. Existen variables respecto a la realización de pruebas opcionales, Unidad Móvil, etc.., que estarán contempladas para aquellas contrataciones que expresamente así lo recojan. Precios Precios especiales en la Ciudad de Lima, Infórmese. Precios en función de los riesgos de la actividad de la empresa, de los centros de trabajo y del número de trabajadores. La salud no consiste sólo en sentirse bien hoy, sino también en saber que nos sentiremos bien mañana. Glosario de Terminos 1. Indice de masa corporal Una buena forma de evaluar el peso de una persona es calcular el índice de masa corporal (IMC), con el cual se estima si dicha persona está o no en un peso saludable. El hecho de tener sobrepeso sobrecarga al corazón y puede llevar a que se presenten graves problemas de salud, entre los cuales se pueden mencionar diabetes tipo 2, cardiopatía, hipertensión, apnea del sueño, venas varicosas y otras afecciones crónicas. Vive con la tranquilidad de tener tu salud bajo control. El índice de masa corporal no siempre es una forma precisa para determinar si una persona necesita o no perder peso. A continuación se presentan algunas excepciones: Físico culturistas: debido a que el músculo pesa más que la grasa, las personas que son inusualmente musculosas pueden tener un índice de masa corporal alto. Ancianos: en la vejez, a menudo es mejor tener un índice entre 25 y 27 en lugar de un índice inferior a 25. Si una persona, por ejemplo, es mayor de 65 años, un índice de masa corporal ligeramente superior puede ayudar a protegerla contra la osteoporosis. Niños: aunque un gran número de niños son obesos, no se debe usar este índice de cálculo para evaluar a un niño y se recomienda entonces hablar con el médico acerca del peso apropiado para su edad. 2. Tensión Arterial Es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias. La presión sanguínea cambia continuamente dependiendo de la actividad, la temperatura, la dieta, el estado emocional, la postura, el estado físico y los medicamentos que se administren. Razones por las que se realiza el examen La mayoría de las personas no puede sentir si su presión sanguínea está alta (hipertensión) puesto que generalmente no hay síntomas. La presión sanguínea alta aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. Para las personas que tienen presión sanguínea alta, este examen es una forma de vigilar la efectividad de los medicamentos y de las modificaciones en la dieta. La presión sanguínea baja puede ser un signo de una variedad de enfermedades, incluyendo insuficiencia cardíaca, infección, trastornos de las glándulas y deshidratación. Valores normales En los adultos, la presión sistólica debe ser menos de 120 mmHg y la presión diastólica menos de 80 mmHg. Significado de los resultados anormales Hipertensión previa: El número superior constantemente es de 120 a139 o el número inferior de 80 a 89. Hipertensión en etapa 1: El número superior constantemente es de 140 a 159 o el número inferior de 90 a 99. Hipertensión en etapa 2: El número superior constantemente es de 160 o más o el número inferior de 100 o más. Hipotensión (presión sanguínea baja): La lectura del número superior es inferior a 90 o la presión de 25 mm Hg inferior a lo usual. Las lecturas de la presión sanguínea pueden ser afectadas por muchas afecciones diferentes, entre otras las siguientes: Trastornos cardiovasculares Afecciones neurológicas Trastornos renales y urológicos Preeclampsia en mujeres embarazadas Factores psicológicos como estrés, ira o miedo Diversos medicamentos La "hipertensión de la bata blanca" se puede presentar si la visita médica en sí produce ansiedad extrema 3. Frecuencia Cardiaca El pulso es el número de latidos cardíacos por minuto. El pulso se mide en la muñeca, el cuello, la sien, la ingle, detrás de las rodillas o en la parte alta del pie. En estas áreas, una arteria pasa cerca de la piel. La salud no consiste sólo en sentirse bien hoy, sino también en saber que nos sentiremos bien mañana. Razones por las que se realiza el examen La medición del pulso puede proporcionar información importante acerca de la salud de una persona y cualquier desviación de la frecuencia cardíaca normal puede ser indicio de una condición médica. El pulso rápido puede ser un signo de la presencia de una infección o deshidratación. En situaciones de emergencia, la frecuencia del pulso puede ayudar a determinar si el corazón del paciente está bombeando. La medición del pulso tiene además otros usos. Durante el ejercicio o inmediatamente después, la frecuencia del pulso puede suministrar información sobre el estado atlético y de salud de la persona. Valores normales Para la frecuencia cardíaca en reposo: Recién nacidos: de 100 a 160 latidos por minuto Niños de 1 a 10 años: de 70 a 120 latidos por minuto Niños de más de 10 años y adultos (incluyendo seniors): de 60 a 100 latidos por minuto Atletas bien entrenados: de 40 a 60 latidos por minuto Significado de los resultados anormales La frecuencia cardíaca en reposo consistentemente alta (taquicardia) puede ser indicio de un problema y se debe consultar al médico. También se debe consultar con el médico si dicha frecuencia cardíaca en reposo está por debajo de los valores normales (bradicardia). Así mismo, se debe hablar con el médico si el pulso es muy fuerte (pulso saltón) y dura más allá de unos cuantos minutos. Un pulso irregular también puede indicar un problema (ver sensaciones de latidos cardíacos). 4. Control Visión Es una prueba que se utiliza para determinar las letras más pequeñas que una persona puede leer en una tabla o tarjeta estandarizada. Razones por las que se realiza el examen El examen de agudeza visual es una parte rutinaria de un examen ocular o de un examen físico general, particularmente si hay un problema o cambio en la visión. En los niños, este examen se realiza para detectar cualquier tipo de problema visual. Los problemas de visión en los niños pequeños a menudo se pueden corregir o mejorar. Los problemas que no han sido detectados o tratados pueden ocasionar daño permanente a la visión. Valores normales La agudeza visual se expresa como una fracción. El número superior se refiere a la distancia entre el paciente y la tabla, la cual es generalmente de 6 m. El número inferior indica la distancia a la que una persona con vista normal podría leer la misma línea que la persona leyó correctamente. Por ejemplo, 20/20 se considera normal; 20/40 indica que la línea que el paciente leyó correctamente a los 6 m pudo ser leída por una persona con visión normal a los 12 m. Significado de los resultados anormales Los resultados anormales pueden indicar que el paciente necesita lentes correctivos para poder lograr una visión normal o pueden indicar una condición ocular que requiera una evaluación adicional. Temas relacionados: Miopía Hipermetropía Presbiopía Ambliopía (ojo perezoso) 5. Audiometría Es un examen que evalúa la capacidad de una persona para escuchar sonidos. Los sonidos varían de acuerdo con la intensidad (volumen o fuerza) y con el tono (la velocidad de vibración de las ondas sonoras). La audición se produce cuando las ondas sonoras se trasladan hasta los nervios del oído interno y luego al cerebro. Las ondas sonoras pueden viajar hasta el oído interno por medio de la conducción del aire (a través del conducto auditivo externo, el tímpano y los huesos del oído medio) o por conducción ósea (a través de los huesos que se encuentran alrededor y detrás del oído). La INTENSIDAD del sonido se mide en decibeles (dB): Un susurro tiene aproximadamente 20dB. La música fuerte (algunos conciertos) tienen alrededor de 80 a 120 dB. El motor de un jet tiene más o menos de 140 a 180 dB. Generalmente, los sonidos con más de 85 dB pueden ocasionar pérdida de la audición en unas pocas horas, mientras que los sonidos más fuertes pueden ocasionar dolor inmediato y el desarrollo de pérdida de la audición en muy poco tiempo. El TONO del sonido se mide en ciclos por segundo (cps) o Hertz: Los tonos graves de un bajo fluctúan entre 50 a 60 Hz. Los tonos agudos de máxima elevación tienen aproximadamente 10.000 Hz o más. El rango normal de audición de los humanos es de aproximadamente 20 a 20.000 Hz y algunos animales pueden escuchar hasta aproximadamente 50.000 Hz. Razones por las que se realiza el examen Éste puede ser un examen para detectar la pérdida de la audición a una edad temprana y también se puede utilizar cuando se presente una dificultad para oír por cualquier causa. Entre las causas comunes de la pérdida de la audición se encuentran: Infecciones crónicas del oído Ruptura del tímpano Trauma acústico Pérdida ocupacional de la audición Traumatismo craneal Trastornos hereditarios Enfermedades del oído interno Medicamentos que pueden ser tóxicos para el nervio del oído interno, incluyendo ciertos antibióticos como la neomicina, diuréticos y grandes dosis de salicilatos como la aspirina. Valores normales La capacidad para escuchar un susurro, el habla normal y el tictac de un reloj es normal. La capacidad para escuchar un diapasón a través del aire y el hueso es normal. En la audiometría detallada, la audición es normal si los tonos desde 250Hz a 8000 Hz pueden ser escuchados a 25dB o menos. Significado de los resultados anormales Existen muchos tipos y niveles diferentes de pérdida de la audición. Algunos sólo involucran la pérdida de la capacidad para escuchar tonos altos o tonos bajos o la pérdida de únicamente la conducción aérea o la conducción ósea. La incapacidad para escuchar tonos puros que están por debajo de 25 dB indica cierto grado de pérdida de la audición. El grado y tipo de pérdida auditiva pueden dar indicios para encontrar la causa y para realizar un pronóstico (resultado probable). Las siguientes dolencias pueden afectar los resultados de los exámenes: Neuroma acústico Traumatismo acústico Pérdida de la audición relacionada con la edad Síndrome de Alport Laberintitis Enfermedad de Meniere Pérdida ocupacional de la audición Otoesclerosis Perforación o ruptura del tímpano 6. Espirometría Son un grupo de exámenes que miden la eficiencia de los pulmones para tomar y libera aire, al igual que su eficiencia para llevar el oxígeno a la sangre. Razones por las que se realiza el examen Las pruebas de la función pulmonar se hacen para: Diagnosticar ciertos tipos de enfermedad pulmonar (especialmente asma, bronquitis y enfisema) Encontrar la causa de una dificultad respiratoria Evaluar si la exposición a contaminantes en el trabajo afecta la función pulmonar También se pueden realizar para: Evaluar el efecto de un medicamento Medir el progreso en el tratamiento de una enfermedad La espirometría mide el flujo de aire. Al medir qué tanto aire exhala la persona y con qué rapidez lo hace, la espirometría puede evaluar un amplio rango de enfermedades pulmonares. El volumen pulmonar mide la cantidad de aire en los pulmones sin soplar con fuerza. Algunas enfermedades pulmonares, como el enfisema y la bronquitis crónica, pueden hacer que los pulmones contengan demasiado aire. Otras enfermedades pulmonares, como la fibrosis pulmonar y la asbestosis) producen cicatrización en los pulmones y los hacen más pequeños, de manera que contienen muy poco aire. La evaluación de la capacidad de difusión (llamada también DLCO) le permite al médico calcular la eficiencia con la que los pulmones llevan el oxígeno del aire al torrente sanguíneo. Valores normales Los valores normales se basan en la edad, la talla, la raza y el sexo. Los resultados se expresan como un porcentaje. Por lo general, un valor se considera anormal si es menos del 80% del valor esperado. Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. La persona debe hablar con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen. Significado de los resultados anormales Los resultados anormales generalmente significan que la persona puede tener alguna enfermedad pulmonar o torácica. 7. Electrocardiograma Un electrocardiograma (ECG) es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Se utiliza para medir el ritmo y la regularidad de los latidos, así como el tamaño y posición de las cámaras cardíacas, cualquier daño al corazón y los efectos de drogas o instrumentos utilizados para regularlo (como un marcapasos). Ver también prueba de esfuerzo y monitoreo Holter de 24 horas. Razones por las que se realiza el examen El ECG es muy útil para determinar si una persona sufre de enfermedad cardíaca, dolor en el tórax, palpitaciones y si el corazón está latiendo normalmente. Si el individuo está tomando medicinas que puedan afectar al corazón o si tiene un marcapasos, el ECG puede rápidamente determinar los efectos inmediatos de los cambios en la actividad o en los niveles de los medicamentos. El ECG puede incluirse como parte de un examen rutinario en pacientes mayores de 40 años. Valores normales Frecuencia cardíaca: 50 a 100 latidos por minuto. Ritmo: constante y uniforme. Significado de los resultados anormales Los resultados anormales de ECG pueden indicar lo siguiente: Un defecto del miocardio (músculo cardíaco) Agrandamiento del corazón Defectos congénitos Enfermedad de válvula cardíaca Arritmias (ritmos anormales) Taquicardia o bradicardia (frecuencia cardíaca demasiado rápida o demasiada lenta) Latidos cardíacos ectópicos Enfermedad de la arteria coronaria Inflamación del corazón (miocarditis) Cambios en la cantidad de electrolitos (químicos en la sangre) Un ataque cardíaco anterior Un ataque cardíaco en evolución o inminente Otras afecciones bajo las cuales se puede realizar el examen son: Cardiomiopatía alcohólica Anorexia nerviosa Disección aórtica Insuficiencia aórtica Estenosis aórtica Aleteo/fibrilación auricular Mixoma auricular Defecto del tabique auricular Taponamiento cardíaco Coartación de la aorta Abstinencia alcohólica complicada (delirium tremens) Espasmo de la arteria coronaria Toxicidad digitálica Cardiomiopatía dilatada Lupus eritomatoso inducido por medicamentos Parálisis periódica familiar Guillain-Barré Insuficiencia cardíaca Hipercaliemia Enfermedad cardíaca hipertensiva Cardiomiopatía hipertrófica Hipoparatiroidismo Cardiomiopatía idiopática Endocarditis infecciosa Insomnio Cardiomiopatía isquémica Insuficiencia cardíaca del lado izquierdo Enfermedad de Lyme Regurgitación mitral aguda Regurgitación mitral crónica Estenosis mitral Prolapso de la válvula mitral Taquicardia auricular multifocal Neoplasia endocrina múltiple (NEM) II Narcolepsia Diabetes tipo II Apnea obstructiva del sueño Taquicardia paroxística supraventricular Conducto arterioso persistente Pericarditis pericarditis bacteriana pericarditis constrictiva pericarditis post IM Cardiomiopatía periparto Amiloidosis primaria Hiperaldoesteronismo primario Hiperparatiroidismo primario Hipertensión pulmonar primaria Émbolo pulmonar Estenosis de la válvula pulmonar Cardiomiopatía restrictiva Insuficiencia cardíaca del lado derecho Síndrome del seno enfermo Angina estable Accidente cerebrovascular Lupus eritematoso sistémico Tetralogía de Fallot Parálisis periódica tirotóxica Accidente isquémico transitorio (AIT) Transposición de los grandes vasos Regurgitación tricúspide Angina inestable Defecto del tabique ventricular Taquicardia ventricular Síndrome de Wolff-Parkinson-White

Inmunologia y Alergias comparte

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.